viernes, julio 15, 2011

Por la Causa!

Como todos sabemos la papa es oriunda del Perú, cinco mil variedades de papa existentes, entre ellas la papa amarilla, huayro, tumbay, andina, tomasa, yungay, etc. que encuentran su mejor expresión en nuestra tierra. De las 5000 variedades que se cultivan en el mundo, se encuentran en el Perú alrededor de 3000, debido a que las de mayor calidad se producen sobre los tres mil metros sobre el nivel del mar.

Imposible no encontrar en todas las mesas de los hogares peruanos y de ella nace nuestra querida “Causa” que forma parte de nuestra historia de la independencia. Como base consta de papa amarilla prensada, nuestro querido ají amarillo (molido) y jugo de limón, todo esto en una masa suave, sabrosa y de inigualable presencia, la cual se puede rellenar de innumerables maneras, por lo que todos nos sentimos artistas al prepararla.

Para aquellos que desconozcan, los primeros vestigios de papa datan de hace más de 8,000 años atrás y fueron encontrados cerca del pueblo de chilca al sur de Lima. Es así que nacida de nuestra cultura quechua, cuentan las leyendas que luego de que los fundadores del Incanato, Manco Cápac y Mama Ocllo, emergieran del Titicaca fueron instruidos en el cultivo de la papa por el mismo dios Wiracocha.

KAUSAQ
Hay quienes atribuyen el origen de la causa a los incas, aseguran proviene del vocablo quechua “kausaq! Como era denominada la papa, cuyo significado es sustento de vida. 


Los antiguos peruanos preparaban el "rokro" o "ruxru" a base de "kausaq" o papa sancochada, mezclada con ají. Se dice que esta preparación tomó después el nombre de “causa”. 

LA CAUSA DE LA PATRIA
Otras versiones aseguran que la causa fue protagonista de la historia del Perú en dos momentos distintos e importantes. Adolfo Perret, de Punta Sal, y Óscar Bustamante, de Mi Causa, coinciden en que el origen de esta delicia se remonta a la época de la Guerra del Pacífico, por 1879. En pleno conflicto –relatan–, mucha gente recolectó insumos para ayudar a solventar los gastos de la campaña. Las mujeres también participaban y, en esos afanes, aprovecharon la gran cantidad de papa existente. A una de ellas se le ocurrió sancochar y prensar la papa, mezclarla con aceite, ají molido, gotas de limón, sal y pimienta. La amasó para incorporar mejor los ingredientes y descubrió después que podía moldearla para venderla y reunir fondos. De inmediato, corrió la voz y empezó su venta con el pregón: “Para la causa, para la causa”. Así, el platillo se quedó con el nombre de causa. Con el paso del tiempo, su fama se extendió y se transformó de acuerdo con los gustos regionales.Existe un rinconcito en Lima que vale la pena visitar "Mi Causa", donde podrás saborearla en más de 40 versiones. Su creador, Oscar Bustamante, la ofrece incluso fusionada con platos internacionales.

LA CAUSA (para 6 personas)

Ingredientes: 
- 3/4 kilo de Papa Blanca
- 1/2 kilo de papa amarilla
- 1/4 de Cebolla
- 1/2 tza. de aceite
- 01 cucharada de Ají amarillo (licuado en aceite, se deja algunas pepitas)
- 3/4 de tza. del jugo de Limón
- Sal, Pimienta (al gusto)
- 01 Lechuga (si gusta crespa o americana)
- 06 aceitunas de botija
- 02 Huevos


Preparación:
Las papas se sancochan y aplastan (como para puré), luego se mezclan (no debe haber grumos), luego se le añade el aceite (hasta que esté manejable y suave), el jugo del limón, sal, pimienta y el ají. Con la masa compacta y manejable (no debe deshacerse), se forma una figura cuadrada o rectangular, en el plato se coloca la hoja de lechuga la masa a un ladito, se le pone encima un gajo de huevo duro (1/4 de huevo) y una aceituna de botija, la cebolla deberá estar cortada en forma larga y fina (sazonada con sal, limón y un poquito de aceite). El plato queda muy bonito, y sobretodo rico. Con esta masa de la causa se puede hacer variedades diversas, por ejemplo, rellena con atún, pollo deshilachado, con jamón y queso, con palta, camarones, etc.


Vídeo Causa Limeña 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada